miércoles, 30 de octubre de 2013

halloween


  por definición los muertos reposan su frente estrellada
  en las anónimas plazas que a tal efecto habilitan los mandamases del  purgatorio
  por descontado los muertos disponen
  de un presupuesto de errores con el que los contables
  dilapidan de hecho sus tarjetas de crédito
  por supuesto los muertos nunca van a misa
  ya sea por pereza o por llevar la contraria al contramaestre
  que fustiga con espadas de fuego
  las extremidades inferiores de los sufridos electores
  ni que decir tiene que los muertos apenas se acomodan al nicho
  se entretienen contando pecados y herencias
  y acumulan decenas de luciérnagas en su sueño de mármol
  es evidente que los muertos odian las flores de plástico
  y los requiescat in pace que pastan como naipes olvidados
  en el jardín de las lágrimas y de las cenizas nunca del todo resueltas
  los muertos se evaden y nos dejan desnudos con la eternidad
  ante el terror glacial de lo indescifrable
  ante la soledad gótica de la luna llena
  los muertos no atienden los deseos de los ricos
  ni manifiestan por ello el malestar social de la comunidad difunta
  tan sólo precisan una linterna y un poco de champú para los días más tristes
  no profieren gritos ni huyen en desbandada
  cuando los cuervos de uniforme se desplazan
  por los pasillos amarillos de la desesperanza
  se divierten los muertos jugando a los dados
  y se ríen del paso del tiempo y de los huracanes
  cuando llega el invierno con aliento a tabaco
  los muertos se pasan la vida en los bares
  dejando que el hambre visite su casa
  sin mover un hueso por salvar a los pobres
  los muertos se mezclan con los vivos en las salas de baile
  y se cruzan con ellos en los aparcamientos
  de los centros comerciales para observar con manifiesto desdén
  las señales de tráfico y el nombre de las calles
  se deshacen en agravios y escarban la tierra
  y arden en los besos con sus labios de cera
  los muertos se balancean en la penumbra de las estatuas
  y cruzan con sigilo el umbral de la inocencia 

No hay comentarios: