martes, 18 de julio de 2017

El abismo (fragmento)


quería ser la niña buena
y estudiosa
pero estaba fascinada
con mi sexo
descubrí que mi sexo
tenía un surco que se abría
quise saber qué había dentro.
Todas las noches
frente a un espejito
que le robé a mi madre
me escudriñaba el sexo
me sentía culpable
perversa me sentía
era la sola dueña
de un secreto
me invadía la risa
me invadía el pavor
era la sola dueña
de un misterio
hasta que supe un día
que al fondo de ese surco
esperaba tu semen
brotarían mis hijos
anclarían las olas 
de mis sueños.

CLARIBEL ALEGRÍA

Foto: Narcís Virgiliu

domingo, 25 de junio de 2017

estampa 6


noche de verano
ladran los perros
luna llena
aire quieto
sueño de asfalto
grita el silencio

jueves, 25 de mayo de 2017

incendio


arde la madera
de los sueños
y el humo ciega
el entendimiento
tiemblo con el aire
vencido por
el desconcierto
me visto
y reintegro
a la vorágine de los días
mi cuerpo reciente
de ceniza
como un árbol
consumido por el fuego
anhelando
una lluvia de besos
cruzo las calles
y miro al cielo


jueves, 11 de mayo de 2017

momento 18

busco
con insistencia
palabras
que sostengan
la frágil
arquitectura
de mi presencia
en la tierra


jueves, 4 de mayo de 2017

génesis


estuviste aquí desde el principio
desde el principio fuimos
un solo pensamiento
una única verdad
aupada por los siglos de ternura
o de infinita nostalgia

en este ocaso bello
y salvaje como un apocalipsis
tiemblan las plantas medicinales
en lo hondo de la selva
y el mar devuelve tu imagen
de diamantes y de  arena

ya sin forma se dibuja
el rostro ajado del tiempo
como un reflejo
en el espejo de los días
de las horas que reposan
sobre mi hombro poblado
de blancas mariposas

y yo tratando de descifrar
mi destino ya sin ti
bajo la lluvia

aunque se derrame
la última copa de vino
de nuestras inquietas manos
y el viento arrastre la ceniza
de las hogueras sobre la playa
seguiremos de pie
porque desde el principio
de los tiempos somos
un solo pensamiento





jueves, 27 de abril de 2017

no future

las cosas sin duda
han ido a peor la atmósfera
se ha vuelto inhóspita
e irrespirable el lodo
inunda las cunetas y los nichos
donde yacen atropellados
nuestros maltrechos sueños

los trenes permanecen
inmóviles en los andenes
y la acostumbrada sordidez
preside los actos oficiales
donde la gente aplaude
los indignos gestos
de sus gobernantes

vinimos
con una antorcha encendida
y hoy la oscuridad
nos quema por dentro

y ahora qué
ahora que las palabras
se atrofian en la garganta
y los mundos posibles
se tiñen de despropósitos

quién nos va a devolver
la juventud que invertimos
en tantas noches de fuego
en tanta vida derramada
en tanto esperar para nada