lunes, 7 de octubre de 2013

despilfarro


no tengo más que estas manos vernáculas
que estos pies que adolecen de otro destino y me pregunto
qué pasaría si el árbol de los destellos permite
que pase la luz a través de los himnos nupciales
cuál sería el precio que habría que pagar
por interferir con globo sonda las transmisiones unicelulares
cómo cumplir con el valor estimado de los productos perecederos
cuando la noche ha borrado cualquier referencia a las madres fundadoras

los mercados me temo no soportarían tanto desasosiego
y emprenderían a golpes de talón la reconquista de los nódulos clientelares
por nada del mundo los apócrifos calvinistas
dejarían de visitar la cueva sagrada donde se inscribe la fecha de caducidad

el capitalismo resiste más allá de su fronteras y no esconde
el apetito voraz por esquilmar nuestras identidades
es preferible la soga de la incertidumbre al cuaderno rayado
con el que el mercado dictamina la voluntad de los hombres
tanto da que el martirio de las abejas reina
no haya servido para inhalar el perfume de las gasolineras
hoy ya sabemos mejor que nadie que falta valor y costumbre
y que la estrella olvidada de cinco puntas duerme plácidamente
en los puños cerrados de los rebeldes marineros
no hay razón pues para tanta mentira

No hay comentarios: