jueves, 11 de abril de 2013

heroes


siempre buscamos algo preciso al final de la alambrada
una hebilla de bronce un estuche de nylon
donde amarrar las heridas de los últimos naufragios
escarbamos en los árboles y en la arena de los ríos
en la intensidad descarnada de los templos monoteístas
en la estólida nave donde se aparean los escorpiones
en los pupitres y en las procesiones
en los burdeles y en los hormigueros
donde el vino demora la ingesta de productos farmacéuticos

hemos buscado la sal de nuestros antepasados
en las cunetas que la historia olvidó en su extraña deriva
en los caserones olvidados y en las fincas de los terratenientes
en las paredes preñadas de sangre y de plomo
hemos ido a lo largo del cauce cotidiano de nuestros desafueros
tejiendo la sábana rota de nuestra memoria
rellenando los huecos del hambre de nuestros corazones
hemos convivido con la indignidad y la mentira
y hoy venimos investidos de arrojo y valentía
a morder la raíz profunda de nuestros sueños
a restablecer la anchura de las mujeres y los hombres justos
a fermentar la levadura de este pan amargo
con reminiscencias de primavera

asistimos al asesinato impune de las violetas
a la inundación de las salas de cine
al débil relámpago de los cantantes que prestan su voz al aguardiente
durante demasiado tiempo no nos quedó más remedio
que acostumbrarnos a la progresión geométrica de los latrocinios
mas ahora siento que el fervor nos delata
que la justicia avanza alrededor de cándidos funerales
ahora respiramos la atmósfera que envuelve de solidaridad
nuestro breve relato hoy formamos parte
de la estructura inicial de los gladiadores
para enseñar al mundo que aún albergamos
un mundo nuevo en nuestros corazones

No hay comentarios: