lunes, 26 de noviembre de 2012

inseguridad social

voy a la farmacia y un topo enano me escarba en las meninges
profundiza en la sinrazón del presente
copula con el ciego que vende cupones
y analiza concienzudamente con sus pezuñas
el despropósito que cultivan los cargos electos

retraso mi llegada a los violines y observo
que ante nuestra vista se infectan las heridas
y se multiplican los desahucios

se propaga el virus de la impotencia y los albañiles
no dan abasto para detener la hemorragia
que desangra los comedores de las clases populares

habremos no obstante que recurrir a los dioses
del materialismo dialéctico para sentar las bases
y hacer que los murciélagos precoces vuelvan a su oscuro nido
y que las alas brillantes de los ícaros desplieguen
frente al poder financiero toda su roja hermosura

no basta con dilatar los argumentos hasta hacerlos insostenibles
a la espera del asalto final es necesario
templar el acero de nuestros puños
en el fuego irreverente de la quimera

No hay comentarios: