martes, 8 de noviembre de 2011

taciturno caballero




tú que lloraste en la espalda

de la noche que rasgaste

la injusticia con tu lanza



tú que recorriste al paso

de tu delirio el camino

y prendiste tantos sueños



tú que lo quisiste todo

que perseguiste la luna

entre los claros del bosque



tú que amaste hasta al dolor

alegre como animal

ya sin miedo a la derrota



tú que viviste con rabia

y sin arrepentimiento

el exilio de tu patria



tú que ahogas el quejido

y eres sangre en este verso

deja que vaya contigo

No hay comentarios: