jueves, 15 de septiembre de 2011

in crescendo

No todos los días el mundo se ordena en un poema”

WALLACE STEVENS


el mundo cabe en mi globo ocular

en mi cerebro donde crecen las sinapsis

donde se acumula la ceniza de antiguos

cementerios donde implora un febril niño

que alarga sus dos manos para tocar

a través de mi ausencia desmedida

la palabra triunfal la criatura

de tinta y sueño y que al final sea

un punto de más en la escala un anuncio

de imprevisibles consecuencias una imagen

que en blanco y negro mezcla lo real

con lo imaginario un múltiple y audaz

ejercicio de desmemoria

un grito imposible un eco de rabia

en medio del vacío sin sentido

como la vida que a veces nos damos

o nos inventamos para no seguir muriendo

No hay comentarios: