miércoles, 3 de noviembre de 2010

Homenaje a Miguel Hernández

El pasado sábado 30 de Octubre, tuvo lugar en el Teatro Echegaray de Sonseca (Toledo) un Recital Poético de Homenaje a Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento. Estaba organizado por el Centro Cultural Revuelo y contó con la colaboración de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Sonseca, así como de POETAP (Asociación de Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía), Asociación Cultural Nedjma y Escuela de Escritura Creativa Verbalina.
El acto constó de un breve diálogo teatralizado entre Miguel y Josefina de la autora Stella Manaut Roca, para proseguir con el recitado de poemas de Miguel Hernández a cargo de Carmen Peces (Nanas de la cebolla), Luis Fernando (Me sobra corazón), Juan Fco. Martín (Romancillo de mayo), Ricardo Gª (Eterna sombra), Ruth Rodríguez (Para la libertad), César Ulla (Me llamo barro), Dori (Elegía), Paloma Herrero (Jornaleros), Emiliano G. Peces (Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío) y Ana López- Rosado (Después del amor), todo ello aderezado con la música en directo de Alba Sánchez (violonchello) y Víctor Jiménez (flauta). Para finalizar, se proyectó un emotivo video documental sobre Miguel Hernández realizado por César Ulla de POETAP.
Desde el Centro Cultural Revuelo queremos dar las gracias a todos ellos, que con su trabajo hicieron posible esta hermosa e intensa velada poética. Por otra parte, el público asistente mantuvo la tensión emotiva durante todo el recital que resultó preciso y elegante en su sobria realización.
Con este acto, se clausuraron muy dignamente las Primeras Jornadas Poéticas que se han desarrollado en Sonseca durante este pasado mes de Octubre y que necesariamente (vista la respuesta del público) ha de tener continuidad en próximas ediciones.

“Recordar a Miguel Hernández, que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor (…) No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!”

PABLO NERUDA

1 comentario:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Muy buena iniciativa, creo que deberíamos coger ejemplo y seguir haciendo homenajes.
Saludos y un placer pasar por aquí.