martes, 13 de marzo de 2012

la palabra perdida


te busqué en el silencio de los días
en el espejo oculto de las horas
navegando en el tiempo y la memoria
cercado por la niebla y la tormenta

te vi en la espuma de una ola
jugué en la arena de tu playa
y cuando quise ir a nombrarte
te alzaste como pez o como estrella

te fuiste con la lluvia y no volviste
a mostrarte desnuda y verdadera

te fuiste sin mi amor palabra herida
dejando para siempre en la penumbra
unos labios sedientos y apagados
y este triste poema inacabado

2 comentarios:

Néstor dijo...

Muy bueno este poema. Me encantan las metáforas tan visuales que utilizas, precioso, claro, sencillo.. Un poema para aquellos borrachos de pena que en ese mar nos hemos sentido reflejados.

VERBALINA dijo...

Como siempre: maravilloso