jueves, 11 de agosto de 2011

verano

vinieron las palabras con intención

de quedarse a vivir entre nosotros

como esos días que te tiendes

junto a la piscina con tu escueto

bikini que las nubes no aciertan a ocultar


me pregunto hacia dónde

van estas tardes de verano

donde habita la fiebre de mis manos

y tu risa como una lluvia fresca


me pregunto por qué hay que volver al trabajo

y dejar atrás este tiempo de cerezas

mientras contemplo el curso de los ríos

y la nieve alta de las estrellas

bajo el nogal de mis sueños olvidados


nos queda la palabra que no muere

la lánguida desnudez de un deseo

unas manchas amarillas en la memoria

y un instante en que tal vez

compartimos la edad de las mariposas



No hay comentarios: