miércoles, 4 de mayo de 2011

no es fácil

no es fácil despuntar oscuridades

alumbrar los rincones de la historia

íntima y como venida de otra parte


no es fácil asumir tanta injusticia

cometida por la gracia de dios o por el esmero

de esos cofrades miedosos y embusteros


no es fácil nacer de mayúscula derrota

ir remendando la vieja camisa de la memoria

crecer con determinación y por la sombra


no es fácil acostumbrarse

a ser lluvia tenaz en el corazón de una madre

a corroborar en los huesos el precio de otras batallas


no es fácil ocultar para siempre los temores

andar descalzo pisando ortigas

descubrir la enorme singularidad del dolor


no es fácil ser un niño y estar solo

intentar llenar de aire los pulmones

y sentirse viudo por dentro y desnudo por fuera


no es fácil resguardarse en la intemperie

huir del abrazo casi inexorable para después

volver al polvo de los caminos y al sol de los cereales


no es fácil crecer en medio del silencio

en una patria pobre y desangrada

donde las campanas aún tocan a muerto


no es fácil ser feliz pese a todo

sin abdicar de los sueños y amanecer

día tras día sin conocer el olvido

No hay comentarios: